IU ha encontrado en seis meses en el Ayuntamiento más de 5 millones de euros en deudas y reclamaciones

Esta cantidad dispararía la deuda hasta los 10 millones de euros doblando la cifra oficial registrada en diciembre de 2014 que indicaba un endeudamiento de 4.298.000 euros

El nuevo equipo de gobierno ha localizado más de 5 millones de euros entre deudas y reclamaciones en sus primeros seis meses de gestión. Esto supondría que, en el caso de que todo lo encontrado se uniera a la deuda municipal actual, ésta alcanzaría los 10 millones de euros, doblando la última cifra oficial, de 4.298.000 euros. En este montante, que todavía puede aumentar, destacan dos reclamaciones: una en proceso judicial que exige la devolución de anticipos realizados al Ayuntamiento por convenios urbanísticos de unos 3.000.000 euros y otra en fase de reclamación previa de 1.300.000 euros que podrían hipotecar a las vecinas y vecinos de este pueblo hasta cerca del año 2030.

La política del pelotazo y la nefasta gestión del Partido Popular tendrá consecuencias muy negativas en los presupuestos de las próximas décadas.  Además de las reclamaciones reflejadas, en sólo cinco meses el nuevo gobierno ha recibido sentencias por valor de 440.000 euros por la devolución de más convenios urbanísticos y 78.000 euros por el alquiler de locales que el propio gobierno Popular reconocía no utilizar. También ha hallado obligaciones pendientes de pago en concepto de cuotas a la Entidad de Conservación del PIBO (100.000 euros) o 300.000 euros por el pago de una expropiación que aún no se había pagado, a pesar de que la misma se realizó el año 2008.

El pelotazo de los convenios

Es precisamente la fórmula de convenios urbanísticos la que puede atar de pies y manos a toda una generación en nuestro pueblo. Este modelo de política fraguaba el crecimiento de Bollullos en los despachos atendiendo a los intereses privados de promotores y constructores, que mediante la firma de contratos, entregaban un dinero al Ayuntamiento a cambio de recalificaciones y permisos para urbanizar en la localidad.

El pinchazo de la burbuja inmobiliaria y el estallido de la crisis global en 2008 llevó a que muchas de estas urbanizaciones no se desarrollaran, llevando a los promotores inmobiliarios a reclamar las cantidades que en un principio aportaron y que el Ayuntamiento ya se había gastado.

Como ejemplo, la rotonda Donantes de Órganos se pagó mediante esta fórmula con un coste de 332.000 euros que hoy están siendo reclamados al Consistorio.

Despilfarro y electoralismo

Por si lo descrito en referencia a las deudas fuera poco, dentro de la comprometida situación en la que deja al Ayuntamiento el partido que ha gobernado Bollullos desde 1995 hasta mayo de 2015 hay que añadir las medidas electoralistas que IU ha venido denunciando desde su refundación en 2010, por las que el PP comprometía el presupuesto anual cuando era año electoral.
Justo después de las elecciones en 2011 se acabó con la feria, se subió el IBI y se cerró la televisión municipal, despidiendo a sus trabajadores; en 2015, de nuevo año electoral, IU alertó de una situación similar ante un informe del interventor municipal en febrero del pasado año cuya advertencia se ha visto probadamente cumplida.

Muchas de las partidas reservadas para gastar en un año entero no llegaron al mes de mayo, lo que ha supuesto que el año 2015 se haya cerrado con facturas sin pagar por valor de 294.000 euros por falta de consignación. Para arreglar esta caótica situación, el Partido Popular tenía preparada para 2016 una nueva subida del IBI del 10%, que se sumaría al 21% del período 2011-2015 y que el nuevo equipo de gobierno ha anulado, ya que entendemos que las campañas electorales y la irresponsabilidad en la gestión no podía recaer otra vez en los contribuyentes.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.