EL BIPARTIDISMO EN LA UNION EUROPEA. ELECCIONES EUROPEAS 25 DE MAYO

El consenso y apoyo entre conservadores, socialdemócratas y liberales, entre PP, PSOE y partidos como PNV, o CiU, marca la conformación y la toma de decisiones en las principales Instituciones Europeas: Comisión, Consejo y Parlamento Europeo.

Diseñado y alentado desde Bruselas, pero aplicado y desarrollado dócilmente bajo la complicidad de los diferentes Gobiernos del PP y el PSOE, el ‘austericidio’ -ataque sistémico al bienestar de la mayoría social que conforman las personas que viven o intentan vivir de su trabajo-, los recortes de nuestros derechos sociales y laborales, las privatizaciones y cierre de servicios públicos e, incluso, la supresión de libertades civiles y políticas, tienen en la UE a la derecha (PPE) y a la socialdemocracia europea (S&D) como principales actores corresponsables de su elaboración y ejecución, siempre con la estrecha colaboración de los partidos liberales europeos (ALDE).

¿Quién Gobierna la Unión Europea y propone este austericidio, recortes y privatizaciones?

LA COMISIÓN EUROPEA (CE), conformada por 28 comisarios –un Presidente, 7 Vicepresidentes y 20 comisarios-, es el órgano ejecutivo de la UE sobre el que recae la iniciativa legislativa y la función de vigilancia del cumplimiento de la legislación europea (directivas y reglamentos) y de las recomendaciones y decisiones.

Este Gobierno de la UE, que durante los últimos cinco años ha impuesto la agenda neoliberal de recortes y privatizaciones, se configuró a través de un consenso entre populares, socialdemócratas y liberales y con el único rechazo frontal de la Izquierda Europea.
Está presidida por Durao Barroso –anfitrión del famoso trio de las Azores- quien fue reelegido como presidente en septiembre del 2009 con el voto a favor de los populares, liberales y también del PSOE junto con su homólogo portugués, saltándose la postura de la mayoría del grupo socialdemócrata europeo.

            o Presidente: Durao Barroso del Partido Popular Europeo (PPE)

            o 7 Vicepresidentes de la Comisión Europea:

            o 3 del Partido Socialista Europeo (PSE): Joaquín Almunia, Maroš Šefčovič y Ashton (Alta Rep. De Asuntos Exteriores)

o 2 del Partido Popular Europeo: Reding y Antonio Tajani.

o 2 del Partido de la Alianza de los Liberales y Demócratas (ALDE): Siim Kallas y Neelie Kroes

o Otr0s miembros de la Comisión: 9 PPE, 6 Liberales. 3 S&D y 2 independientes.

Desde Izquierda Unida y su grupo político en el Parlamento Europeo GUE/NGL, votamos en contra de esta Comisión Europea al entender que suponía el continuismo de las políticas europeas que han sumido a Europa en la crisis económica y que están desmantelando el modelo social europeo: privatizaciones, desregulación, no intervención en la economía y la falta de control democrático del Banco Central Europeo.

Por tanto, las propuestas de austericidio, recortes y privatizaciones, el ataque frontal al bienestar de la mayoría y las bases políticas del modelo económico que produce el desempleo masivo que padecemos viene propuesto –cuando no impuesto a través de la Troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional- por un Gobierno de coalición entre Populares (12), Socialdemócratas (6) y Liberales (8). ¿Quién decide la orientación de la legislación europea y aprueba las propuestas de la CE?

Desde la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, se pone en marcha la codecisión que implica que las iniciativas legislativas propuestas por la Comisión Europea para entrar en vigor deben ser aprobadas tanto por el Consejo de la UE como por el Parlamento Europeo.

EL CONSEJO DE LA UNIÓN EUROPEA –foro donde se reúnen los ministros de los países de la UE para adoptar la legislación y coordinar políticas sectoriales- Y EL CONSEJO EUROPEO -formado por los Jefes de Estado y de Gobierno de cada Estado miembro y que marca los principales ejes políticos-, ejercen la representación de los intereses estatales, estando actualmente conformados por:

o 8 Gobiernos presididos por conservadores:
 España, Chipre, Hungría, Letonia, Polonia, Portugal, Suecia y Reino Unido.

o 4 Gobiernos presididos por conservadores en coalición con Socialdemócratas:
 Alemania (PPE y S&D), Finlandia (PPE y S&D), Grecia (PPE y S&D), Irlanda (PPE y S&D),

o 4 Gobiernos presididos por socialdemócratas:
 Francia, Malta, Eslovaquia y Eslovenia.

o 6 Gobiernos presididos por socialdemócratas con conservadores y/o con liberales:
 Austria (S&D y PPE), Bélgica (S&D, PPE, Liberales), Croacia (S&D y Liberales), Rep. Checa (S&D y PPE), Italia (S&D y PPE), Rumania (S&D, liberales y PPE).

o 5 Gobiernos presididos por socialdemócratas en coalición con liberales:
 Bulgaria (S&D y Liberales), Dinamarca (S&D y Liberales), Estonia (S&D y Liberales), Lituania (S&D, ALDE, ECR, EFD) y Países Bajos (S&D y Liberales),

o 1 Gobierno presidido por Liberales en coalición con socialdemócratas y verdes:
 Luxemburgo (Liberales, S&D y Verdes).

Esto significa que, incluyendo la gran coalición en Alemania entre el SPD y la CDU de Merkel, los conservadores y socialdemócratas son aliados de Gobierno en 10 Estados miembros de la UE, y que además los socialdemócratas gobiernan en 5 países apoyándose en los liberales.

También es destacable que la defensa de las políticas neoliberales –recortes del gasto público, privatizaciones, desregulación- ha sido y está siendo llevada a cabo también por Gobiernos plenamente socialdemócratas, como fue el caso del Gobierno de Zapatero o, actualmente, del Gobierno francés de Hollande.

En ese sentido cabe destacar que, además de la reciente aprobación de un paquete de medidas similares a las que el Gobierno de Rajoy ha impuesto en España –congelación salarios públicos, recortes en el gasto público, congelación de las pensiones…-, el Gobierno de Hollande traicionó a sus electores y a los votantes de izquierda cuando, tras haber afirmado durante la campaña a las presidenciales su oposición y rechazo, se posicionó en el Consejo Europeo a favor del Tratado de Estabilidad, Coordinación y Gobernanza en la Unión Económica y Monetaria.

Este Tratado ha creado un marco permanente de austeridad, oscurantista y antidemocrático al establecer la obligación de reducir la deuda de Estados hasta el 60% del PIB y establecer un déficit estructural anual del 0,5% del PIB nominal.

De esta manera, también en el Consejo Europeo asistimos al consenso tácito del bipartidismo a la hora de ratificar y decidir sobre la orientación de la legislación europea. Vemos como, una vez tras otra, los representantes de Gobiernos socialdemócratas se posicionan junto con los de Gobiernos conservadores.

EL PARLAMENTO EUROPEO es la única institución europea con legitimidad democrática directa, es decir, cuyos miembros son elegidos directamente por los y las ciudadanas a través de las elecciones, que se encarga, junto con el Consejo Europeo, de orientar, modificar, aprobar o rechazar las políticas y leyes que emanan de la Comisión Europea, de fiscalizar la labor del Ejecutivo europeo y de emitir posicionamientos políticos.

Para ello, los eurodiputados y eurodiputadas elegidas se juntan en grupos políticos con sus homólogos de otros Estados miembros de la UE. Existen 7 grupos políticos y eurodiputados No Inscritos a ningún grupo (UPyD):

Populares Europeos (PP y Unió Democrática de Catalunya); Socialistas y demócratas (PSOE); Liberales y Demócratas (Convergencia Democrática de Catalunya y PNV); Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica (IU); Los Verdes & Alianza Verde Europea (ICV, ERC, BNG, Aralar); Conservadores y Reformistas; y Euroescépticos

Y es en esta institución donde quizás se ve más claramente la alianza bipartidista en Europa y su consenso respecto a las políticas a llevar a cabo en el seno de la UE, junto con los liberales: Populares Europeos (PP y Convergencia) y Socialdemócratas (PSOE), aliados la mayoría de las veces con los partidos liberales (Unió y PNV), han votado conjuntamente más del 73,64% del total de las decisiones que se han tomado durante los últimos cinco años en el Parlamento Europeo. Es decir, de un total de 6961 votaciones celebradas en el Parlamento Europeo, el S&D (PSOE) y los Populares (PP) han votado lo mismo en 5126.

• Han votado lo mismo en el 66,73% de las votaciones de medidas y políticas sobre Asuntos Económicos y Monetarios.

• Han votado lo mismo en el 77,72% del total de las votaciones relacionadas con la Política Exterior y de Seguridad que han tenido lugar en la eurocámara.

• Han votado lo mismo en el 67,89% de las votaciones sobre Empleo y Asuntos Sociales.

• Han votado lo mismo en el 66,28% de las votaciones relativas a Libertades, Justicia e Interior.

• Han votado lo mismo en el 80,75% del total de las votaciones relacionadas con Agricultura.

No en vano, esta institución ha estado presidida mitad de la legislatura por un eurodiputado del PPE, Jerzy Buzek, y la otra mitad por un eurodiputado del S&D, Martin Schulz.

Ejemplos concretos de votaciones conjuntas:

• Imposición de una visión neoliberal de la economía, hipotecando la soberanía de los Parlamentos y Gobiernos nacionales imponiéndoles una supervisión de los presupuestos desde la Comisión Europea para contentar a los mercados financieros sin importar que sean o no reflejo de las necesidades y demandas de los ciudadanos de cada Estado miembro.
o Votación del Semestre Europeo, 1 de noviembre del 2011:
 A favor: PP 18, PSOE 17.
 En contra y/o abstención: ningún diputado del PP ni del PSOE.

Privatización de los sistemas de pensiones a través de su capitalización e incremento de los años de trabajo para poder acceder a unas pensiones que permitan un nivel de vida digno.
o Votación sobre una agenda para unas pensiones adecuadas, seguras y sostenibles, 21 de mayo del 2013:
 A favor: PSOE 23, PP 20.
 En contra y/o abstención: ningún diputado del PP ni del PSOE.

Una Reforma de la PAC que ha vuelto a dar la espalda y dejar fuera a los y las trabajadoras asalariadas y rechazado un techo máximo de ayudas por receptor (100.000€ propuestos por IU y 300.000€ propuestos por la Comisión Europea).
o Votación sobre los pagos directos, 20 de noviembre del 2013
 A favor: PSOE 23, PP 19.
 En contra y/o abstención: ningún diputado del PP ni del PSOE.

• Una Política Exterior y de Seguridad militarista y seguidista de EEUU y unas relaciones internacionales basadas en los acuerdos comerciales sin importar las asimetrías económicas y sin incluir cláusulas vinculantes de respeto de los derechos humanos.
o Votación sobre la aplicación de la Política Exterior y de Seguridad, del 21 de noviembre del 2011:
 A favor: PSOE 18, PP 18.
 En contra y/o abstención: ningún diputado del PP ni del PSOE.
o Votación del Acuerdo Comercial entre la Unión Europea y Colombia y Perú, 13 de junio del 2012:
 A favor: PP 23, PSOE 20.
 En contra y/o abstención: ningún diputado del PP ni del PSOE.

¿QUÉ ARGUMENTOS Y VALORACIONES POLÍTICAS SE SACAN DE ESTA REALIDAD BIPARTIDISTA?

• En Europa, PP y PSOE defienden, en la inmensa mayoría de los casos, lo mismo y llevan a las Instituciones europeas las mismas recetas que han aplicado en España los Gobiernos del PP y del PSOE: reformas laborales injustas, recortes draconianos del gasto público, privatizaciones de servicios públicos y desregulación económica.

• En Europa, tal y como hicieron en España con la reforma exprés del artículo 135 de la Constitución, PSOE y PP van de la mano en ¾ partes de las votaciones y muestran su total apoyo a priorizar el pago de una deuda en gran parte ilegítima antes que cubrir las necesidades más básicas de los ciudadanos: sanidad, educación, vivienda, empleo y pensiones dignas…

• En Europa, al igual que hicieron con la reforma de la Constitución, PSOE y PP muestran su consentimiento a la ausencia de democracia y de participación de la ciudadanía en una toma de decisiones alejada y altamente burocratizada.

• En Europa, PP y PSOE están de acuerdo con que los poderes económicos sometan a la mayoría de la ciudadanía, sometan la política a sus intereses, aceptando un Banco Central Europeo sin control democrático y al servicio exclusivo de la gran banca a la que posibilita la especulación con las necesidades financieras de los Estados.

• En Europa, PSOE y PP, junto con los liberales, han pactado y consensuado el desarrollo de los distintos Tratados y Directivas para asegurarse la imposición, de la mano de la Troika (Comisión europea, Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo), de las políticas que permiten una acumulación de capital salvaje a costa de los salarios, del empleo, de las pensiones y de los servicios públicos.

• En Europa, PP y PSOE han apostado por una Política Exterior y de Seguridad militarista, seguidista de EEUU y a favor de las intervenciones militares.

• En Europa, PSOE y PP han apoyado unas relaciones internacionales centradas casi exclusivamente en los intereses comerciales mirando hacia otro lado, hacia el lado de los intereses económicos de las grandes transnacionales, en sus relaciones con países que, como Marruecos, Arabia Saudí o Israel, violan sistemáticamente los derechos humanos y el derecho internacional.

• En Europa, PSOE y PP han defendido una Política Agraria Común nefasta para la inmensa mayoría de las y los agricultores y ganaderos, poniéndose al lado de los intereses de los grandes terratenientes, reduciendo el presupuesto y profundizando en la desregulación.


Ante esta apuesta conjunta por políticas que dan la espalda a los intereses y el bienestar de la mayoría social, de los y las trabajadoras europeas, Izquierda Unida, y los partidos que conforman el grupo político GUE/NGL, se posiciona como la única alternativa que es y se basa en “el poder de la gente”, la única fuerza política que se confronta, rechaza y lucha contra las imposiciones de la Troika en todos los niveles de gobierno, en la calle y en las instituciones.

Desde Izquierda Unida hemos plantado cara a quienes han saqueado el país. Marina Albiol, como diputada en les Corts Valencianes, ha sido una de las personas que ha abanderado esta lucha. Hoy es candidata de la Izquierda Plural al Parlamento Europeo en las elecciones del 25 de mayo.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.