CHARLA SOBRE LA NUEVA LEY DE EDUCACION (LOMCE) Y RECORTES DIA 28 DE MAYO A LAS 19:00


El Área de Juventud de la Asamblea Local de Izquierda Unida de Bollullos de la Mitación organiza una “CHARLA SOBRE LA NUEVA LEY DE EDUCACION (LOMCE) Y RECORTES EN EDUCACION” para el próximo martes 28 de Mayo a las 19:00 horas en la Biblioteca “Cosmos” de Bollullos de la Mitación.

POR UNA EDUCACION PÚBLICA E IGUALITARIA PARA TODOS.
 
“Paremos la LOMCE / Dimisión de Wert”
Sí se puede
RECORTES EN EDUCACIÓN: Desde la llegada del Gobierno del PP, se han recortado 5.212 millones de euros en educación. Pero los compromisos del Gobierno de España con Bruselas recortarán otros 15.000 millones hasta 2015, reduciendo el gasto público educativo al 3,9% del PIB, retrotrayéndonos a cifras superadas hace 25 años y situándonos a la cola de la OCDE y la UE.

Recortar en educación significa que miles de menores y jóvenes recibirán una educación de peor calidad y tendrán más dificultad para permanecer más tiempo en el sistema educativo, generando una sociedad más desigual.
DESMANTELAMIENTO EDUCACIÓN PÚBLICA: Los drásticos recortes aplicados están ahondado el deterioro progresivo de la educación pública, tanto en el desarrollo de las enseñanzas como en las políticas de personal (merma retributiva, precarización de condiciones laborales del profesorado, cerca de 100.000 docentes menos, más horas de clase y más estudiantes por aula; menos becas y más tasas en etapas no obligatorias y en servicios esenciales, como el comedor o el transporte escolar).
REFORMA QUE JUSTIFICA RECORTES: Estos recortes se quieren afianzar mediante una reforma educativa plasmada en la denominada Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE). El Anteproyecto de dicha Ley, que ya va por su tercera versión
1. ES UNA CONTRARREFORMA IMPUESTA, sin diagnóstico compartido, sin debate previo y de espaldas a la comunidad educativa.
2. ES UNA CONTRARREFORMA SIN RECURSOS en medio de brutales recortes que degradan la calidad educativa y atentan contra su equidad.
3. ES UNA CONTRARREFORMA MERCANTILISTA que concibe la Educación, no como un derecho fundamental que debe ser garantizado por los poderes públicos, sino como “un bien” particular que deberá estar especialmente al servicio del sistema productivo, de la competitividad y de la empleabilidad. La educación se enfoca así a potenciar esos procesos, anteponiendo las necesidades de los mercados a la formación integral y a la construcción de una sociedad más justa y cohesionada. Por eso suprime materias y contenidos poco “útiles” para el mercado.
4. ES UNA CONTRARREFORMA PRIVATIZADORA que incluye como parte del sistema educativo a los “agentes privados” que desarrollan funciones de regulación, financiación o prestación del servicio educativo. Que extiende y promueve los conciertos con centros privados, que podrán concertar la nueva formación profesional básica al incluirla en la enseñanza obligatoria; a la vez que aumente dos años la duración del concierto mínimo en primaria. Que establece, por primera vez en España, la financiación con dinero público de la escolarización en centros privados no concertados, en su afán de españolizar al alumnado. Que consagra la subsidiariedad de la red pública frente a la privada concertada (como en pleno franquismo), al establecer que la programación de la oferta de plazas en la educación obligatoria deberá tener en cuenta la oferta de los centros privados concertados existente junto a la demanda social.
5. ES UNA CONTRARREFORMA SEGREGADORA que busca excluir al alumnado con mayores dificultades desde edades muy tempranas, mediante vías selectivas que suprimen la formación común en las etapas obligatorias y atentan contra la igualdad real de oportunidades. Múltiples investigaciones internacionales confirman que la segregación temprana, además de injusta por clasista, es ineficaz por obligar a “elegir” a destiempo, cuando aún no se conocen las capacidades que cada estudiante puede desarrollar. Convierte la educación en una carrera de obstáculos con continuas reválidas. Apuesta así por una enseñanza basada en la presión del examen que sólo puede conducir al aumento del abandono y del fracaso escolar, frente a un modelo educativo centrado en las necesidades y motivaciones del alumnado para contribuir al éxito escolar de todos y todas.
6. ES UNA CONTRARREFORMA ANTIDEMOCRÁTICA que suprime competencias del consejo escolar, quedando relegado a funciones meramente consultivas, arruinando así toda participación democrática. La toma de decisiones se concentra en una dirección unipersonal, nombrada por la Administración, cuya función al estilo del gerente empresarial se potencia al máximo, pudiendo incluso seleccionar al profesorado de su plantilla.
7. ES UNA CONTRARREFORMA QUE FORMENTA LA COMPETIVIDAD entre los centros escolares y su especialización, estableciendo clasificaciones según resultados o rankings, como si de una liga de fútbol se tratara, y financiando a cada centro no ya en función de las mayores necesidades de su alumnado, sino de acuerdo con su puesto en ese ranking.
8. ES UNA CONTRARREFORMA ADOCTRINADORA, impregnada de nacional-catolicismo, que elimina la educación para la ciudadanía a la par que promueve el adoctrinamiento católico, imponiendo una alternativa dura y evaluable a la asignatura de Religión, para recuperar a un creciente alumnado fugado de las clases de religión y que volverá dócilmente a la doctrina a sabiendas de que ésta sí se aprueba con la gorra.
9. ES UNA CONTRARREFORMA SEXISTA que da cobertura legal a los centros concertados asegurando financiación pública a los centros que discriminan al alumnado en razón de su sexo, incumpliendo la sentencia del Tribunal Supremo al respecto. Que incluso toda su redacción está escrita en lenguaje sexista, contraviniendo la normativa vigente (Ley Orgánica de Igualdad determina en su Título II que la Administración pública debe mantener en sus publicaciones un lenguaje que no discrimine por razón de sexo y que fomente y persiga la igualdad).
10. ES UNA CONTRARREFORMA RECENTRALIZADORA del currículo, aumentando el porcentaje de contenidos establecidos por el Estado y controlando lo que se ha de enseñar mediante evaluaciones externas al final de cada etapa. Menospreciando la diversidad lingüística y cultural de las CCAA. Todo ello evidencia una profunda desconfianza hacia la profesionalidad del profesorado.
Los principales cambios que introduce esta reforma responden a un pensamiento clasista y segregador. Viejas recetas que no han dado los resultados “esperables” en aquellos países donde se han aplicado y que la comunidad científica internacional viene rechazando de plano. No sirven para construir la escuela del futuro, sino para restaurar la mala educación del pasado apostando por la segregación de una parte del alumnado, expulsando al alumnado con más dificultades del sistema educativo, por reducir la participación de los distintos sectores de la comunidad educativa y por consolidar dos redes de centros educativos, financiadas con dinero público, pero dirigidas a un alumnado bien diferenciado: los centros públicos como red asistencial, dirigida a los sectores más desfavorecidos de la población; y los centros privados concertados, con capacidad para seleccionar a su alumnado.
En consecuencia Izquierda Unida une su voz a la gran mayoría de la comunidad educativa y
1. Exige la retirada inmediata el Anteproyecto de LOMCE (Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa), por tratarse de una reforma gestada sin debate social previo, a espaldas de la comunidad educativa, segregadora, antidemocrática, mercantilista y privatizadora.
2. Exige al Gobierno que, en vez de recortar en educación, aplique un “rescate” a la enseñanza pública similar al que ha venido dedicando a bancos y grandes grupos financieros, mediante el incremento de los Presupuestos de educación en los Presupuestos Generales del Estado y en los Presupuestos Autonómicos hasta lograr su equiparación con la media europea, dedicando un 7% del PIB.
3. Exige al Gobierno central que promueva un amplio debate social para alcanzar realmente un diagnóstico compartido con toda la comunidad educativa sobre la situación real de nuestro sistema educativo, con el fin de plantear medidas efectivas, con recursos suficientes, para extender y mejorar la educación pública, de modo que permita avanzar hacia un modelo educativo que contribuya al éxito escolar de todo el alumnado, así como a la formación de personas más iguales, más libres, más críticas y más creativas, que aporten su formación en la construcción de un mundo más justo e igualitario.
4. Exige la dimisión del Ministro Wert, que es el ministro peor valorado desde la dictadura franquista por su manifiesta incompetencia, sus continuos vaivenes en la política de su ministerio, su persistencia en legislar contra toda evidencia científica en el campo de la educación, su incapacidad de generar consenso con la comunidad educativa y porque, en definitiva, está abocándonos a una política suicida de desmantelando el sistema educativo público, del cual debería ser su principal garante y firme defensor.
SÍ HAY ALTERNATIVAS. LAS ALTERNATIVAS DE IZQUIERDA UNIDA.
IZQUIERDA UNIDA considera que las medidas necesarias para mejorar nuestro sistema educativo tienen que ir en la dirección de ofrecer una educación de calidad para todos y todas, tanto de quienes tienen mayores dificultades de aprendizaje como de quienes tienen mayor capacidad y motivación para aprender. Un sistema educativo de calidad debe asumir el compromiso de elevar el nivel de formación de todo el alumnado, sea cual sea su origen social o procedencia y su situación de partida, sin segregar ni limitar sus posibilidades futuras. Más educación y mejor educación para todos y todas: éste es el camino a seguir.
Para ello, es preciso
1. Una educación PÚBLICA, de titularidad y gestión pública, que garantice el derecho universal a la educación en condiciones de igualdad y contribuya al éxito escolar de todo el alumnado.
2. Una educación LAICA que respete la libertad de conciencia y elimine toda forma de adoctrinamiento del currículo escolar. Ello exige derogar los acuerdos con el Vaticano y otras religiones, sacar YA la religión del horario lectivo y suprimir la simbología religiosa de los centros escolares.
3. Una educación PERSONALIZADA, INTEGRAL E INCLUSIVA, que reduzca la ratio de estudiantes por grupo y potencie la tutoría y la orientación educativa, con un currículo y una organización pensados para atender mejor a la diversidad del alumnado y formar ciudadanos y ciudadanas críticos y capacitados para cooperar en la construcción de un mundo más justo y mejor.
4. Una educación en IGUALDAD que fomente la coeducación y no segregue por razón de sexo ni de orientación sexual ni por ninguna otra característica de índole personal o cultural.
5. Una educación DEMOCRÁTICA que potencie la participación de toda la comunidad educativa en la gestión y funcionamiento de los centros y distritos escolares.
6. Una educación que MOTIVE AL PROFESORADO, reconociendo y confiando en su labor, acordando sus condiciones de trabajo y mejorando su formación inicial y permanente.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.