Desde IU Bollullos decimos NO a los recortes sociales y a la reforma laboral.

El Gobierno del PSOE ha aprobado un drástico recorte del gasto público,fundamentalmente en su capítulo social. Sigue los pasos de Grecia, Irlanda o Rumanía, advirtiendo a los trabajadores de toda la Unión Europea que todos vamos a sufrir la misma política. Tras respaldar a los bancos con cientos de miles de millones de euros al inicio de la crisis, razón principal del aumento de los déficits y las deudas públicas, aplican un recorte del gasto social para garantizar que la propia banca y los grandes inversores seguirán ganando beneficios a costa del erario público.
En total se pretende reducir en unos 28.000 millones de euros el gasto público en 2010 y 2011, una reducción que afectará de lleno al gasto social. Las medidas tomadas en esta tanda de recortes han empezado, por importe de 15.000 millones de euros, suponen la reducción del salario de los trabajadores públicos en un 5% este año, la congelación de las pensiones en 2011, y recortes en pensiones, dependencia, etcétera.
Falta concretar los recortes en las comunidades autónomas (de 1.200 millones de euros), que podemos dar por hecho que tendrá aún peores consecuencias, pues son las que realizan la mayor parte del gasto social.
No buscan una salida a la crisis en el reparto de las riquezas y el trabajo, o la planificación de los recursos y la producción para hacer frente a las necesidades reales de los trabajadores, pensionistas, jornaleros y otros colectivos sociales más desfavorecidos. Su salida a la crisis es la que la Banca mundial y la gran burguesía necesita, es decir, abaratar los costes de mano de obra, destruir puestos de trabajo y volver a hacer rentables las inversiones. En realidad esa es la única salida a la crisis bajo la sociedad en que vivimos: volver a recuperar la tasa de ganancia para que se recupere la inversión y se genere trabajo.
Pero mientras nos recortan los salarios, abaratan los despidos, congelan las pensiones y recortan en gastos e inversiones sociales, los beneficios brutos de las empresas en 2009 ascendieron a más de 460.000 millones de euros. El recorte que el Gobierno prevé hacer para los cuatro años (50.000 millones de euros) supone poco más de un 10% de esos beneficios.
Es más, la lista Forbes, que incluye a las personas con fortunas superiores a mil millones de dólares, se eleva a 1.011 privilegiados, 218 más que el año anterior. Éstos atesoraban a finales de 2009, 3,6 billones de dólares (2,6 billones de euros), un 50% más que en 2008. Hay 13 españoles en esa lista. El primero, Amancio Ortega en el puesto 9º, tiene una fortuna de 25.000 millones de dólares. En el Estado español una pequeña élite de 400 personas, el 0,0035% de la población, controlan recursos que equivalen al 80% del PIB, más de 800.000 millones de euros.
¿Y tenemos que pagar el ajuste los pensionistas y los trabajadores, públicos y privados? Sin embargo, en los últimos años se ha reducido los impuestos a las empresas, a las rentas más altas (reduciendo el tipo máximo del IRPF del 56 al 43%). De hecho, las mayores fortunas españolas tributan al 1% a través de las llamadas SICAV. ¿Por qué no le suben los impuestos a éstas?
A la Banca se le ha brindado 140.000 millones de euros por parte del Estado español en compra de bonos de los bancos y avales. ¿Por qué no se ha empleado ese dinero en atender directamente las necesidades sociales y el crédito a las pequeñas empresas a través de un banco público? Los cinco grandes bancos españoles declararon en 2009 unos beneficios de 16.000 millones de euros.
Desde la Asamblea de Bollullos de la Mitación de Izquierda Unida nos oponemos a que la crisis vuelva a recaer, una vez más, en los hombros de los más afectados por la misma, los menos responsables de la misma: los pensionistas, trabajadores, pequeños empresarios y autónomos, y otros colectivos.
Por eso desde IU-CA, Asamblea Local de Bollullos, apoyaremos todas las movilizaciones que en este sentido luchen por un reparto igualitario de la riqueza, por una planificación de la economía para atender las verdaderas necesidades sociales y por una gestión racional de los recursos.

Asimismo, estamos en contra de la Reforma Laboral aprobada unilateralmente por el Gobierno del PSOE ya que, junto con los referidos recortes sociales, nos están llevando a una clara derrota de la clase trabajadora. La imagen del presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, diciendo en el Parlamento que los españoles deben sufrir para vivir mejor dentro de 20 años y que hay que contentar a los mercados, al Fondo Monetario Internacional y a la Unión Europea, es la imagen de los trabajadores y el Estado de rodillas ante el poder financiero.

Trabajaremos para que la respuesta a la Huelga General convocada el próximo 29 de septiembre sea un éxito en Bollullos, nos convertiremos en un inmenso piquete pacífico para concienciar a la sociedad de nuestro pueblo de que no debemos pagar la crisis creada por las grandes multinacionales y los grandes bancos, a los que hay que enfrentarse con intervención pública en la economía y en la construcción, recuperando las empresas públicas que se han vendido, desprivatizando los servicios públicos que se han privatizado y subiendo los impuestos a los más ricos, a los que se les ha bajado en los últimos años.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.