Queremos vivir mejor

Las buenas palabras ya no bastan para que los ciudadanos creamos en los proyectos que se nos quieren vender desde las organizaciones políticas. El discurso rancio y demagógico de «izquierdas y derechas» sólo sirve para robar el voto de los ciudadanos cada cuatro años, y para que un cohorte de «profesionales» de la política tengan garantizado su sustento económico. Además de las palabras reclamamos hechos ciertos, posibles y basados en las justas reivindicaciones de la sociedad civil.

Una organización política nos es una oficina de empleo, ni un vivero de votos, ni un grupo de presión a los ciudadanos, ni una fuente de ingresos al beneficio de unos pocos, ni una barrera a las iniciativas y aspiraciones de bienestar social de la sociedad civil, ni la maquinaria que pone al servicio de los poderosos los engranajes que permitan la mansedumbre de las masas… una organización política, con postulados progresistas tiene que demostrar a los ciudadanos que puede sustentar la bandera de la izquierda, y eso sólo se consigue creyendo profundamente en principios que ya sólo desde un sector muy concreto de la llamada izquierda social.

La Asamblea Local de IULV-CA ha sido reconstituida por vecinos naturales del pueblo y nuevos vecinos que de forma natural defienden los intereses de éste que ahora es su pueblo. Esta refundación viene a coincidir con el movimiento para la Refundación de la Izquierda que Izquierda Unida lleva a cabo a nivel federal. Lo que hace del proyecto local de IU un hecho especial e ilusionante es precisamente que la refundación se dio con varios años de antelación en Bollullos que en el resto del país. Esa visión de futuro nos marcó el camino que ahora tenemos recorrido y que nos posiciona de manera singular en el panorama de la izquierda sociológica frente a la izquierda partidista.

No se trata pues de un reto, estamos ante una responsabilidad que en su día asumimos por iniciativa propia y que ahora empieza a dar sus resultados. No estamos queriendo convencer a nadie. Estamos convencidos nosotros. Desde esa convicción producto de la reflexión nos presentamos ante el pueblo como alternativa política, como alternativa de cambio, pero desde la humildad de saber que el camino es largo y duro y que sólo contamos con nuestras propias piernas para andarlo: ¿nos acompañas?.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.